rollingstone.com.ar

Mala Rodríguez: "Tengo muchos ingredientes para cocinar mis nuevas canciones"

La rapera andaluza, que se presenta en la primera jornada del festival BUE, cuenta cómo viene el armado del sucesor de su próximo álbum, habla de su vida cotidiana y por qué le gusta mostrarse a cara lavada en su cuenta de Instagram

 
Mala Rodríguez. Fotografía gentileza Popart.

"Me han llevado a una habitación llena de gente, con peluqueros y cosas", dice María Rodríguez Garrido, conocida en el mundo como Mala Rodríguez. Llegó a Buenos Aires un par de días antes de la primera jornada del festival BUE (este viernes 14 a las 20.15) y está contenta por el look que tiene: vestido corte sixties, un makeup no makeup y un flequillo frondoso. Aunque siempre luce espléndida en sus shows y en sus videos sale a la luz la belleza andaluza, no suele dedicarle tiempo a su imagen. Incluso, confiesa, que a veces a la mañana ni se mira en el espejo. "No me lavo la cara. Me gusta estar dormida. Por la mañana ni tomo café. Ese estado, cuando estás dormido, me gusta mantenerlo todo lo que pueda."

En tu Instagram es común verte recién levantada y sin maquillaje

Es divertido mostrarme a cara lavada en las redes sociales. Mostrar la intimidad en las redes sociales me encanta. Yo mostraría más. Me encanta compartir súper intimidades, me parece que es menos fachada. Si algún día veo tu cuenta me gusta ver tu cara por la mañana o alguna tonterías que has visto y te ha gustado en lugar de cosas falsas.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, incluyó "Tengo un trato", una de tus canciones de Lujo Ibérico (2000), en una playlist especial que hizo para Spotify. ¿Cuál fue tu reacción cuando te enteraste?

No me lo creía. "¿Esto es de verdad?", preguntaba. Creía que era una broma. Fue una cosa inusual. Fue muy extraño.

Tenés planeado grabar el sucesor de Bruja (2013) en breve. ¿Buenos Aires te puede inspirar para alguna canción?

No viajo ahora mismo con un equipo para grabar, pero tengo siempre puesto el dedo sobre el botón de REC. La inspiración, dicen, llega cuando tu consciencia principal no está muy alerta, ¿sabes? Fijate que cuando una persona está ahí tratando de hacer las cosas con su consciencia, basta que diga "ya no puedo más, me voy a dar una vuelta" para que ese momento es cuando de repente "¡Click!" O estás fregando los platos o tomando un baño. Uno nunca sabe cuándo va a venir esa idea maravillosa que te rompa el alma.

¿A vos qué te funciona cuando estás bloqueada?

A mí me encanta ir en Metro. Cuando estás en Babia y de repente ¡Zas! Baja la idea.

¿Cómo viene el armado del próximo disco?

Tengo bastantes canciones. Empecé el verano pasado, estuve viviendo un rato en California, haciendo cosas que no tenían nada que ver con mi música, y ahora voy a volver a grabar. Tengo muchos ingredientes y cuando llegue el momento de meterse en la cueva voy a tener muchas cosas con las que voy a poder cocinar.

Antes de Bruja, tenías un disco terminado que a la discográfica que te edita le pareció muy oscuro y no salió. ¿Qué pasó con ese material?

Está ahí en mi ordenador. A lo mejor algún día va a salir. Hay muchas canciones que están ahí y a lo mejor algún día las saco, o quizás las saco con otra música. En todos mis discos he usado cosas que he hecho muy anteriormente. Tengo muchas cosas apuntadas, notas de grabaciones, algunos rap grabado y voy armando con eso.

¿Tus álbumes no refleja un momento especial desde lo personal?

Mis discos no pertenecen a un momento. Si lo pienso bien, en Malamarismo yo usé letras que tenía hace tiempo. Incluso ideas y conceptos que desarrollé luego. Uno atraviesa distintos momentos y no los digieres hasta que ha pasado el rato.

Emilio Zavaley

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone