rollingstone.com.ar

Brad Pitt y Marion Cotillard pierden en el intento de hacer su 'Casablanca'

'Aliados' no logra la química de Humphrey Bogart e Ingrid Bergman en el clásico de los años 40



Aliados

Brad Pitt, Marion Cotillard. Dirigida por Robert Zemeckis - Dos estrellas

Más allá de la energía estelar de Brad Pitt y Marion Cotillard -y los rumores acerca de ellos fuera de cámara-, en Aliados no logran prender ni una chispa. Y para una película que desea tanto evocar la química de Bogie y Bergman en Casablanca, eso no es bueno. El director Robert Zemeckis le pone algo de acción -Aliados ocurre durante la Segunda Guerra Mundial y Pitt y Cotillard hacen de asesinos- pero la película es hosca y pálida.

Pitt hace de Max, un agente que trabaja para Gran Bretaña y debe reunirse en Casablanca con Marianne (Cotillard), miembro de la Resistencia francesa que va a fingir ser su mujer. Previsiblemente, el matrimonio falso se vuelve real.

El guión arranca cuando a Max le dicen que su esposa es posiblemente una espía. Si es así, tiene que matarla. Eso sería una pena dado que Pitt le deja toda la actuación a Cotillard, quien evoca a una mujer de mente inquisidora.

Si no te podés dar cuenta de cómo termina, debe ser que Aliados es tu primera película. Andá y mirá Casablanca, donde los problemas de los amantes realmente importan en este mundo enloquecido.

Peter Travers

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone