rollingstone.com.ar

'The Walking Dead': todo lo que tenés que saber para el estreno de la segunda parte de la séptima temporada

Desde quién se va a sumar a la batalla real contra Negan hasta por qué podemos estar acercándonos al final



Después de una serie de episodios oscuros y muchas veces brutales, The Walking Dead terminó la primera mitad de su séptima temporada con una reunión apasionada entre Rick, Michonne, Daryl y Maggie en la Colonia Hilltop. Nuestros héroes dieron todas las señales de estar listos para dejar de acobardarse ante Negan, y empezar a pelear directamente contra los Salvadores. Considerando que los guionistas principales de este programa, Scott M. Gimple y Robert Kirkman nunca se apuraron en el desarrollo de la trama, no esperes que los alejandrinos irrumpan en el Santuario pronto. Los nuevos episodios de TWD sin dudas tratarán sobre el lento proceso de construir coaliciones entre asentamientos, mientras se mantiene a los malos aplacados hasta que se presente el momento de atacar. Además, claro, todavía hay zombies por todos lados. Eso es lo que incluso los estrategas superiores consideran "una complicación".

Mientras el drama está a punto de reiniciarse este domingo a la noche (los que no tienen el canal premium FOX 1, podrán ver el capítulo el lunes por FOX), aquí va un recordatorio de dónde están todos los personajes principales de The Walking Dead, y también sobre qué esperar para más adelante.

1 Rick parece haber perdido el miedo, pero ¿está listo para volver a ser líder?

Seamos honestos: la única cosa que es peor que Rick Grimes tomando decisiones tontas que hacen que muera mucha gente es que se pase casi ocho episodios enteros sin hacer nada. En el último episodio de la mitad de la temporada, Michonne finalmente hizo que su novio viera que no hay ningún beneficio en seguir siendo esclavo de Negan, puesto que sólo va a seguir pidiéndole más y más; la vida de todo el mundo va a ser tan miserable que no valdrá la pena sobrevivir. Pero el hecho de que ahora Rick esté de acuerdo con la necesidad de un plan para vencer a los Salvadores no significa que de repente vaya a apurarse y poner a su gente en una situación de peligro mortal.

Y no nos olvidemos: Daryl acaba de terminar un período deshumanizante en el Santuario, y nuestro pendenciero residente puede necesitar algo de tiempo antes de ser capaz, física y mentalmente, de tomar las armas. Así que, por el momento, pareciera que las incendiarias y más que capaces Maggie y Michonne están mejor posicionadas para tomar el control de la misión. La gran pregunta para el resto de la temporada será si su antiguo líder y su mejor cazador van a sumárseles, o si van a negarse a hacer las tareas que ellas requieran.

2 La Colonia Hilltop y el Reino están a punto de meterse en la pelea (y puede que pronto se les sumen más)

Los mejores episodios de le Temporada 7 hasta ahora ocurrieron lejos de Alexandria y el Santuario -específicamente, aquellos que tuvieron lugar en los establecimientos muy diferentes, pero bastante estables, de Hilltop, el Reino y Oceanside. Maggie parece haberse vuelto la líder de facto de Hilltop, y gran parte de su comunidad parece estar lista para sumársele en una lucha contra los Salvadores. Pero, como vimos en otoño, Ezekiel, a cargo del Reino, es un hombre fuerte pero cauto, que prefiere proteger a sus súbditos de la realidad de cómo es que de hecho están sobreviviendo. Mientras tanto, la floreciente comuna femenina de la costa se apartó de cualquier posible alianza o enredo. Nuestras heroínas van a necesitar cada cuerpo que puedan conseguir si quieren ganar su libertad, pero no todas las guerreras capaces serán fáciles de convencer. (Carol, por ejemplo, ahora vive por su cuenta, y quiere que la dejen fuera del campo de juego por completo).

¿Hay alguien más a quien puedan llamar? La serie descartó casi por completo a todas las facciones y barrios de los cómics de Kirkman, pero en el pasado, Gimple mostró una disposición a añadir personajes y ubicaciones, si es que eso ayudaba a mejorar la versión televisiva de The Walking Dead. En entrevistas y promociones para los próximos ocho episodios, los guionistas y actores prometieron que el mundo del programa se iba a volver más grande. No sorprenderá entonces que aparezca gente nueva e importante para fines de marzo.

3 Algo puede estar mal con Carl

Uno de los temas más fértiles del programa en los últimos años es que los niños de esta Tierra post-apocalíptica puede que no sean "el futuro" (no importa lo que en otros tiempos cantara Whitney Houston). Una y otra vez, encontramos jóvenes que se salieron de sus cabales, y se volvieron asesinos sin ninguna piedad ni un entendimiento básico de la diferencia entre el bien y el mal -o incluso entre la vida y la muerte.

A través del transcurso del programa, Carl Grimes tuvo momentos en los que parecía bastante conflictuado, y demasiado ansioso por agarrar un arma para resolver sus problemas. Hacia el final del año pasado, de hecho, invadió el Santuario y aniquiló a un par de Salvadores; pero después de pasar un día con Negan, Carl parecía más susceptible ante la filosofía de su enemigo acerca de cómo ser fuerte, especialmente si se lo contrasta con su padre, ahora acobardado. El Grimes más joven llegó a la pausa de mitad de temporada al lado de su padre, en Hilltop, pero su estado mental es algo que habrá que monitorear en las próximas semanas.

4 Negan es desafiado desde adentro y desde afuera

Algunos críticos se han quejado porque, hasta ahora, esta temporada tuvo demasiado del sádico Negan, pero, en defensa de Gimple y compañía, un efecto benéfico del foco reciente que el programa puso en su súper-villano es que se ha revelado como alguien más vulnerable que lo que parecía al principio. Por empezar, claramente tiene un problema de ego. El hombre quiere controlarlo todo, y necesita que todos los que estén cerca de él le teman y lo obedezcan; y aun así quiere que sus sirvientes lo amen y agradezcan que los cuide. Cualquier parecido entre Negan y el ocupante actual del Salón Oval es... bueno, definitivamente no era algo intencional cuando presentaron al personaje, pero el paralelismo se puede volver más directo muy pronto.

Incluso si olvidamos su daño psicológico, Negan podría estar en problemas porque alienó demasiado a sus aliados más cercanos. Le resulta un motivo de orgullo que Dwight, antiguo fugitivo de los Salvadores, sea ahora su mano derecha, pero quizás exagera cuando insiste en que "quebró" a su mejor soldado. Su lacayo todavía echa humo, y con cada enemigo nuevo que Negan intenta transformar en un empleado leal -sea Daryl, Carl o ahora el mago fabricador de balas Eugene-genera las condiciones para una rebelión total.

5 Probablemente es hora de que el programa empiece a acercarse a un final

Desde el punto de vista del negocio, The Walking Dead todavía florece, aún si sus ratings dejaron de ser históricamente astronómicos y pasaron a estar a la altura de un típico éxito de los 2010. Pero 2016 -y también gran parte de 2015-no ofreció a la mejor Dead, creativamente hablando. Los últimos episodios muchas veces eran repetitivos y demasiado largos, lo cual los volvía aún más difíciles de tolerar porque además eran habitualmente violentos; espectadores de la primera hora se sintieron castigados por la crueldad desapegada respecto del elenco central del programa. Los cómics de Kirkman siguen siendo un negocio en marcha, así que hay mucha historia para que la serie continúe. Sin embargo, no sería una mala idea que Gimple y AMC aprendieran de, por ejemplo, Lost o Game of Thrones, y empezaran a pensar en cuánto más quieren seguir con esto. No sólo puede que un final anunciado regenere el ánimo de los fans, sino que además puede permitir que el drama de cable más popular de todos los tiempos se retire a lo grande.

Noel Murray

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone