rollingstone.com.ar

Lena Dunham

La creadora de 'Girls' habla del final de la serie y de la derrota de Hillary Clinton

 
Lena Dunham. Foto: Gentileza HBO

'Siempre le cai mal a la gente", dice Lena Dunham. "Yo era la chica de la que en tercer grado la gente decía: 'Esta chica es muy molesta, que se vaya'." Pero Dunham hizo mucho más que enloquecer a críticos a diestra y siniestra durante los últimos cinco años: además de su libro de memorias No soy ese tipo de chica, que fue best seller, y su inteligente newsletter feminista, Lenny Letter, su serie de HBO, Girls, que comenzó en febrero su sexta y última temporada, ha sido constantemente hilarante e innovadora, aun cuando mucha gente no dejaba de confundir el personaje frecuentemente desorientado de Dunham, Hannah Horvath, con la mujer que lo creó y lo interpreta. "La gente nunca nos dio el beneficio de la duda, de pensar que el programa en realidad era un comentario autoconsciente sobre el privilegio de la mujer blanca", dice Dunham, quien tiene una colección de relatos de ficción que saldrá el año que viene, y planea dirigir películas. "Cuando un tipo hace de un antihéroe, nadie dice: 'Creo que Bryan Cranston está promoviendo el consumo de drogas'."

¿Qué pensás del hecho de que alguna gente, de alguna manera, te esté responsabilizando por la derrota electoral de Hillary Clinton?

Es increíble. Estoy como: "¿Por qué no pensamos en Rusia, chicos?". Creo que tiende a venir de la derecha. Nadie sabe más que yo del arte de la derecha inventando una historia y los liberales comiéndose vivos a raíz de eso. ¿Realmente la gente quiere que yo diga: "No soy buena para esto. Me retiro"? No le veo ningún sentido a la fama si no estoy luchando rabiosamente por lo que creo que está bien. Apoyé a Hillary Clinton cuando mucha gente de mi edad estaba en el tren de Bernie Sanders, así que me tiraron mierda de la derecha por ser una "libtard" [liberal retardada], y me tiraron mierda los jóvenes por apoyar a quien ellos veían como una candidata de las corporaciones.

Por otro lado, tu amiga Taylor Swift recibió muchas críticas por no haber hablado. ¿Es injusto eso?

Creo que cada uno tiene que hacerlo a su manera. Cuando yo era menos conocida, pensaba: "¿Quién no querría compartir su opinión?". Después descubrí que cuando hablás de política, la gente te tuitea los planos de tu casa y te dice que van a ir a tu puerta a buscarte. Tenés que cuidarte mucho porque la gente está jodidamente loca.

¿Vas a seguir actuando después de Girls?

Tengo sentimientos encontrados al respecto. Obviamente, si los hermanos Coen me dijeran: "Escribimos este personaje para vos", o si Andrea Arnold me dijera: "Quiero que vengas a hacer de una madre compleja en el Norte de Inglaterra", yo diría: "Por supuesto". Pero no me interesa hacerlo por hacerlo. Realmente empecé por accidente, porque no sabía quién más podía hacer de esta especie de arquetipo específico, y lo pasé muy bien haciéndolo y tuve mucha suerte. Mi papá todavía se ríe: "¿Cómo carajo ganaste un Globo de Oro por actuación? Cuando eras chica te daban el papel de pelota en las obras de la escuela y cuando subías al escenario no parabas de saludarnos a mí y a tu mamá". Así que no creo que mi futuro esté verdaderamente ahí. Quizás ya me retiré.

Tu novio, Jack Antonoff, muchas veces hace música en tu departamento de Brooklyn. ¿Cómo es estar cerca de esa otra clase de creatividad?

Ahora mismo está en nuestro departamento grabando con dos artistas. Tengo una carrera de esposa de estrella de rock, preparándoles el té a los músicos. Me encanta lo privada y emotiva que es la obra de Jack, y lo público que es cuando sale de gira, o cuando está promocionando algo, y después se vuelve a meter en la cueva por tres años. Es algo atractivo para mí. Puede llegar a ser muy reservado. Si está trabajando en algo con Taylor Swift, me dice que no lo puedo escuchar, ¡lo cual me vuelve loca!

¿Cómo resolviste el desafío de hacer un episodio final para una serie?

El noveno episodio de la temporada es un poco el final más tradicional, y después el décimo es algo así como un epílogo. Lo hicimos un poco diferente. El programa nunca se trató sobre esa conexión tradicional, de cuatro mejores amigas que no pueden dejar de verse. Así que hacer un final tradicional en el que todo el mundo tiene un final feliz no parecía adecuado, pero al mismo tiempo queríamos que la gente tuviera la satisfacción de un cierre. Creo que encontramos un modo creativo de lograrlo. Veremos si la gente lo siente de la misma manera.

¿Qué te pareció Adam Driver haciendo de Kylo Ren? Me dijo que vos nunca habías visto una película de Star Wars.

Tuve que ponerme al día con todo, porque no sabía quién era cada personaje, ni qué estaban haciendo. Yo decía: "¿Qué mierda es un sable láser?". Pero es muy emocionante ver a tus amigos en una película de acción, matando gente y haciendo cosas sobrenaturales. No es una experiencia que tengas todos los días. Y me gusta el hecho de que no termine siendo conocido como Adam Sackler [el personaje de Girls]. Si va a tener un personaje así en su vida, va a ser el de Kylo Ren. Así que agradezco no haber sido la persona que le dio el papel que lo va a perseguir hasta la muerte, ¡pero también me pareció que estuvo increíble!

Brian Hiatt

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone